REVOLUCIÓN MEXICANA, LUCHA ENTRE MASONES

La revolución tiene un antecedente, el cual fue la venta de la mesilla a los EE.UU., venta llevada a cabo en 1853 por el presidente mason Lopez de Santa Anna después de ocupar por undecima vez la presidencia de la republica, y en diciembre de ese año vendió el territorio de la mesilla a los Estados Unidos de América.

Este hecho fue la gota que derramó el vaso y provocó que en el estado de Guerrero se rebelaran algunos militares al mando de Juan Álvarez, quien proclamó el Plan de Ayutla, en el que se desconocía a Santa Anna como presidente. Porfirio Díaz nuevamente se alista en el ejercito para pelear por la patria y se une en la mixteca al general José María Herrera. Así inició su carrera militar, en la que alcanzó rápidos ascensos, pues para el 22 de diciembre de 1856 era ya capitán de infantería de la Guardia Nacional.

La capacidad militar era sobresaliente en Díaz. Sus cualidades de atleta, hombre disciplinado e intuición nata, lo hicieron un enemigo invencible. Porfirio Díaz ha sido considerado como “el soldado de la patria”, antes que político y estadista, Díaz era un militar de convicciones y de una inquebrantable fuerza de voluntad y templanza.

Gracias a los principios recibidos en la masonería siempre luchó por la causa liberal y le infligió importantes derrotas a los conservadores y a las tropas invasoras francesas. El Soldado de la Patria intervino en tres guerras: la Guerra Méxic-EE.UU. (1846-1848); la guerra civil (1858-1860) entre liberales y conservadores, llamada Guerra de la Reforma, en la que apoyó la causa liberal de Benito Juárez y la guerra en contra de la intervención francesa (1863-1867) en contra de Maximiliano I de Hamsburgo, enviado por el emperador francés Napoleón III. La vida militar de Porfirio Díaz fue apasionante, tuvo mas aciertos y victorias que derrotas y su valor, inteligencia y capacidad le hicieron ser temido y respetado por sus adversarios.

Luego, este Porfirio Díaz fue derrocado desde Estados Unidos de América por Francisco I. Madero , otro masón y espiritista y Pancho Villa otro mason y Emiliano Zapata otro masón reconocido por la logia de nuevo leon también fue financiado por Estados Unidos. Tanto como Madero y Zapata fueron financiados por los Rockefeller, el objetivo era derrocar a Porfirio Diaz que estaba con otra casa de banqueros petroleros, los J.P. Morgan, logrando así imponer al candidat presidente que sucediera después. “Tras un buen candidato, hay siempre un gran monopolio”.

Si copiamos que en la historia de México, todos los ex- presidentes y presidentes han sido y son masones, masones que tienen un único lider, los Rockefeller y Morgan son dos grupos petroleros, razón por la cual la existencia de reformas constitucionales en todos los ramos, principalmente en la energética ya que son dos grupos que luchan por la supremacía energética y la energía es una parte del desarrollo humano.

Nosotros que anto nos contaron que Zapata, Miguel hidalgo fueron heroes, heroes del pueblo lo que ha sido falso, solo han sido heroes para un grupo selecto que gobernará el país.

Anuncios