LA GRAN MATANZA POR EL SIDA (AZT)

AZT-RETROVIR-ZIDOVUDINA.

  

El AZT no fue creado  para el tratamiento del sida y no es un antiviral. El AZT es un compuesto químico que se invento en 1964 como una QUIMIOTERAPIA TOMADA, PARA EL CANCER. Antes de la aparición del sida, el AZT nunca había sido administrado en humanos, solamente en ratones pero debido a su alta toxicidad se abandono la idea de aplicarse en seres humanos.

 La quimioterapia funciona matando todas las células en vías de desarrollo en el organismo. Muchos pacientes de cáncer no sobreviven a la quimioterapia debido a sus efectos tan destructivos en el sistema inmunitario y en los intestinos. Debido al daño que ocasiona, la quimioterapia nunca se usa como prevención del cáncer y solamente se administra por periodos de tiempo muy limitados.

 El cáncer es una enfermedad, en donde las células crecen constantemente, el  AZT fue diseñado para prevenir la formación de nuevas células, al bloquear el desarrollo de las cadenas de ADN. En 1964, los experimentos con AZT en los ratones con cáncer, mostraron que el AZT era tan eficaz para destruir células saludables en desarrollo, que los ratones murieron de toxicidad extrema. Como resultado se cerró el asunto y no se suministro en ninguna gente. Veinte anos después la Compañía farmacéutica Burroughs Wellcome (ahora Glaxo-Smith Wellcome) empezó una campaña para sacar al mercado el AZT como un medicamento para el sida basándose en la idea de que el AZT bloquearía la formación de las cadenas de ADN del VIH. Glaxo-Wellcome consiguió la aprobación de la FDA  ( food and drougs administration ) para el AZT como un tratamiento contra el sida, después de un estudio muy deficiente de solo cuatro meses de duración. (Para mas información véase como nació el AZT de Celia Farber).

La aprobación de esta quimioterapia extremadamente toxica para usarse en pacientes con sida estuvo basada en la información que sugería pensar que el AZT elevaba los niveles de células T, y retrasaba axial la instauración de las enfermedades que indican sida. El alza que observo en las células T se interpreto como evidencia de que el AZT erradicaba el VIH de estas células, concepto para el que no existe ninguna prueba científica. Aunque el estudio se interrumpió antes de que se conocieran los efectos a largo plazo del AZT, sus defensores establecieron que el tratamiento estándar con AZT debía ser continuo y para toda la vida.

 Un gran numero de estudios independientes efectuados antes y después de la aprobación de la FDA, incluyendo el estudio Concordé –el estudio sobre el AZT mas amplio (1,749 sujetos) y mas largo (tres anos de duración) —determino que el AZT aumenta el conteo de células T solo moderada y brevemente sin mejorar la salud, y que no retrasa la aparición de enfermedades que indican sida.

 El  breve aumento en las células T que se noto al iniciarse el uso del AZT se debe a la naturaleza toxica del fármaco y a la respuesta del sistema hematológico en vista de la destrucción de la medula ósea. Como el AZT destruye la medula ósea, el sistema hematológico  intenta corregir esta reducción drástica con una sobreproducción de células T  y así la creación a menudo de más nuevas células T que el número encontrado en la sangre de un paciente antes de iniciar tratamiento. Pero como la fuente de estas nuevas células T disminuye, y causa finalmente la total destrucción del sistema inmunitario. La tolerancia individual y la absorción del AZT determinan el índice de supervivencia, con este compuesto tóxico.

Estudios independientes  han demostrado que el AZT en realidad acelera el decaimiento clínico y disminuye la calidad  de vida y causa a veces incluso la muerte antes de que aparezcan los síntomas clínicos de sida, hecho que se describe oficialmente como “muerte sin ningún evento previo que defina el sida”. #1Christine Maggiore, ¿Qué tal si todo lo que crees acerca del sida fuera falso?,p.p.57-58.

El AZT ha sido el tratamiento dado a millones de personas etiquetadas oficialmente como VIH positivos o sida, se utilizo como una monoterapia durante siete anos (1987-1993), combinando con otro nucleosido análogo durante dos anos (1994-1995).

En un principio esta quimioterapia se daba desde 1,500 mg. diarios o mas, hasta hoy que la dosis se ha bajado considerablemente a 300 o 600 mg. diarios, es decir de 10 a 24 veces mas que los 25 mg. que recomienda la etiqueta que se muestra al principio con la calavera la cual la utiliza el laboratorio SIGMA para alertar.

   

EL SIDA POR RECETA

 http://www.monarcasmexico.org/azt-retrovir.htm